Alimentación mayores

Alimentación mayores

Somos lo que comemos

Hacer ejercicio, comer de forma saludable y mantener una vida activa ayudan a tener una vida sana a cualquier edad, pero especialmente en las personas de la tercera edad.

La comida es fundamental para mantener una buena calidad de vida y no todas las personas tienen en cuenta lo que se debe comer.

El envejecimiento condiciona el estado nutricional de las personas mayores, por lo que es muy importante una correcta alimentación, cuidando todas las necesidades, teniendo en cuenta que normalmente pueden presentar uno o varios tipos de patologías.

Es por eso por lo que recae una gran responsabilidad sobre la persona encargada de la alimentación de personas mayores, como es el caso de nuestra residencia.

Las personas mayores igual que las personas de cualquier edad deben hacer una dieta variada, comiendo todo tipo de alimentos, por lo menos, mientras no se tenga ninguna enfermedad que contraindique algún alimento en particular.

Pero, es muy importante adaptar la alimentación al estado de salud de cada persona y a sus posibilidades, es decir, una persona que está más tiempo sentada o que hace menos ejercicio tendrá que adaptar la ingesta de alimentos a la menor actividad que tiene, mientras que, la gente más activa que gasta más calorías deberá consumir más alimentos para satisfacer su mayor gasto energético.

De una buena alimentación dependen en gran medida factores tan importantes para la salud como ser capaces de valerse por sí mismos o la prevención de enfermedades como la diabetes, la anemia, la osteoporosis o enfermedades del corazón o del cerebro.

Con la edad suelen aparecer estos problemas de salud comentados, como son la diabetes o la hipertensión, y los alimentos son el factor desencadenante en muchos de ellos.

Para una correcta rutina de alimentación habrá que atender al estado de la persona, sus necesidades, las diferentes patologías que puede presentar, así como sus limitaciones en la ingesta y deglución, elaborando un menú apetitoso, fácil de digerir y a su gusto, variado y con el aporte energético necesario.

Toda la alimentación es imprescindible, así, es recomendable ingerir una dieta que contenga variedad: verdura fresca, hortalizas, carne, pescado magro y huevos (especialmente las claras), legumbres, arroz, pasta y cereales integrales, pan, que facilita la digestión y por supuesto fruta.

Residencia Ancianos Sevilla Club Senior Alimentación  

 

Como dicen nuestros amigos de la Farmacia Aleste en su web sobre REAL FOOD  (si no tiene etiqueta mejor).

Residencia Ancianos Sevilla Club Senior Alimentación

 

Los dulces tienen muchas grasas que son poco beneficiosas para la salud y sobre todo muchos azúcares, por lo que la ingesta de dulces se debe limitar a ocasiones concretas.

Conforme vamos envejeciendo, los sentidos como la vista y el oído se deterioran, así como el gusto y el olfato, estos cambios disminuyen la capacidad de notar los sabores de la comida y puede influir en la pérdida de interés por los alimentos, es fundamental presentar la comida de forma apetitosa para animar a su consumo, a la vez que sean sencillas y fáciles de masticar por los posibles problemas con la dentadura, que también sufre el deterioro de la edad, siendo necesarias dietas adaptadas.

Además, hay alimentos que a las personas mayores no les gusta comer sobre todo algunas salsas o la comida rápida y normalmente prefieren los guisos de toda la vida, de ahí la importancia de realizar comida casera teniendo en cuenta las costumbres alimenticias que han tenido a lo largo de toda su vida.

Beber agua en todas las comidas, aunque no se tenga sed es muy importante para cuidar la salud y prevenir la deshidratación que sobre todo en épocas de calor puede aparecer en las personas mayores.

Hay que tener en cuenta, que la sensación de sed se puede ir perdiendo con la edad, hay que incentivar su consumo ya que es una medida fundamental para tener un buen movimiento de los intestinos y evitar el estreñimiento que es frecuente en las personas mayores, especialmente en las personas que se mueven menos.

En cuanto a la cantidad, se debe comer en pequeñas cantidades para facilitar  la digestión, es recomendable hacer  cinco comidas al día, con alimentos fáciles de digerir y al gusto dentro de las necesidades individualizadas de cada persona.

El mejor consejo que podemos dar es ponerse en manos de profesionales ante la menor duda de si lo estamos haciendo correctamente.

En la Residencia de ancianos en Sevilla Club Senior, sabemos que la alimentación y el ejercicio ayudan a mantener la calidad de vida y la salud y en consecuencia son responsables directos de la Felicidad 😊

No te la juegues porque, al fin y al cabo, somos lo que comemos!!!!

Hasta la próxima entrada.

Originally posted 2019-02-06 11:39:35.