ENCONTRAR EL AMOR EN LAS RESIDENCIAS

ENCONTRAR EL AMOR EN LAS RESIDENCIAS

Nunca es tarde para encontrar el amor, porque el amor no tiene edad. Lo que cambia es la forma de amarse, no es igual una relación a los 20 años que a los 40. Quizá no sea ese enamoramiento de perder la razón e incluso de llegar a la obsesión. Con los años cambia lo que pides a una pareja, buscas estabilidad y un apoyo.

A menudo, cuando vemos parejas que encuentran el amor en la tercera edad se trata el tema en tono de burla, como si el enamoramiento de dos personas mayores fuese más un chiste que una realidad.

También existe la falsa creencia de que a partir de los 65 años no hay vida sexual. Esto no es cierto, el sexo es una dimensión que nos acompaña toda la vida, desde que nacemos hasta que morimos.

Lo que ocurre es que a nivel social no hay modelos de relaciones sexuales a la tercera edad. No se insinúan en publicidad, no aparecen en la ficción. Todo el sexo que vemos es de gente joven. Amor en la tercera edad

Varios especialistas coinciden en el mismo prejuicio existente hacia la sexualidad, en la cual se reduciría la sexualidad a la reproducción.

Darnos placer y sobre todo comunicarnos, es para lo que sirve el sexo, para comunicar afecto, cariño y deseo, y eso no desaparece jamás, a no ser que haya un envejecimiento patológico en el que no se pierde la sexualidad, pero si la capacidad de comunicarnos.

 

 


PÓCIMA DE AMOR EN RESIDENCIAS DE MAYORES

John y Phyllis Cook, una pareja de ancianos de 102 y 100 años, se conocieron en una residencia de Ohio, y tras un año de relación se casaron la pasada semana, nunca vieron la edad como un problema y ahora viven felizmente como pareja en su hogar, la residencia.

Amor centenario

Acudieron al juzgado a por el acta matrimonial, y les informaron que les podían casar en ese preciso momento, así que no se lo pensaron dos veces y salieron ese mismo día felizmente casados.

Declararon que podía resultar exagerado, pero estaban enamorados y era lo que querían hacer.

Las Residencias son un hogar donde todas las personas que allí conviven crean lazos de amistad y como vemos en el caso de Jhon y Phyllis, también de amor, algo que es maravilloso y digno de destacar para acabar con el edadismo y el estigma de que la vejez es una etapa en la que ya no se puede encontrar una nueva pareja.

Desde nuestra Residencia de la tercera edad les damos nuestra enhorabuena y les deseamos muchos años de felicidad.

 

 

Originally posted 2019-07-26 09:35:58.