Beneficios de aprender idiomas para las personas mayores

Beneficios de aprender idiomas en la tercera edad

Pese a que seguro que has escuchado millones de veces que los idiomas se tienen que aprender desde pequeños, lo cierto es que jamás es tarde para conocer una lengua nueva. Justo por eso, en este post, te vamos a dar los beneficios de aprender idiomas en la tercera edad para que te acabes de decidir. Y es que, como verás, ¡son todo ventajas!

Sin duda el tiempo libre es una de las principales razones que nos llevan a querer marcarnos nuevas metas. Y, si en este caso el inglés es una de ellas, ¿por qué no decidirse? Y ojo, quien dice inglés dice cualquier otro idioma. Te aseguramos que no hay una edad concreta para aprender idiomas y te lo vamos a demostrar.

 


¿Cuáles son las ventajas de aprender idiomas en la tercera edad?

Estas son solo algunas de ellas:

Te ayuda a mantener la mente ocupada. Y, con ello, hace que el desarrollo cognitivo mejore y se eviten enfermedades como la demencia senil o como el alzheimer. Vamos, que hacer trabajar la mente es indispensable para los ancianos y los idiomas pueden ayudar a ello.

Consigue fortalecer la memoria. A la hora de memorizar nuevas palabras, expresiones, frases… Los idiomas consiguen que tengamos que retener información y eso también es muy positivo para nuestra salud mental.

Ofrece más rapidez cognitiva. El aprendizaje consigue que exista una mejor conexión entre nuestras neuronas al estimular el cerebro. La gimnasia mental es tan importante como la física y los idiomas nos ayudan a ello.

Positivo también para socializar. Si en vez de estudiar por tu cuenta aprovechas y estudias en una academia o en un centro de mayores seguro que, además de aprender un nuevo idioma, consigues conocer gente nueva. Hacer trabajos, practicar las conversaciones en inglés, estudiar para una prueba… Vamos, que seguro que del aprendizaje surgen nuevas amistades.

Te ayuda a estar ocupado. Como hemos comentado antes, el tiempo libre es una de las principales razones por las que aventurarse a marcarse objetivos. Y, un nuevo idioma hace que te mantengas ocupado. Es como tener un trabajo de media jornada que consigue que nuestro agenda diaria ocupe algunas horas con algo que realmente nos guste.

¿Por qué no organizar un viaje? Y es que, sin duda, la mejor forma de aprender un idioma es yendo al país en el que se habla. ¿No te parece una excusa perfecta para viajar? Conocer nuevas culturas, nuevas personas, descubrir lugares bonitos… En definitiva, conocer ciudades a las que nunca has ido y, además, con la excusa de poder practicar el idioma.

Como ves, los beneficios de aprender idiomas en la tercera edad son muy positivos. Así que, si quieres marcarte un nuevo objetivo o quieres mantener tu mente activa, sin duda es una forma perfecta para conseguirlo. ¿Te animas?

En nuestra Residencia de mayores siempre estamos buscando nuevos consejos para contártelos y ayudarte en el día a día, como expertos en esta etapa de la vida que es la tercera edad, sabemos la importancia de mantener la mente ocupada y, de esta forma, aprender idiomas.

Un saludo y hasta la próxima semana.