EL SUEÑO EN LA VEJEZ

EL SUEÑO EN LA VEJEZ

Con los años, los patrones para dormir suelen cambiar. La gran mayoría de las personas encuentran problemas para conciliar el sueño a medida que envejecen. Normalmente les cuesta más dormir por la noche y se levantan más pronto por la mañana.

Durante la vejez se pasa menos tiempo durmiendo profundamente y sin tener sueños. Las personas mayores se despiertan entre 3 y 4 veces por noche. Permanecen menos tiempo en el sueño profundo.

La dificultad de las personas mayores para dormir es un problema bastante molesto. El insomnio crónico es una de las principales causas de depresión y de accidentes de coche.

Sin embargo no debemos alarmarnos, esta privación del sueño puede tratarse. Cuando se duerme lo suficiente, los síntomas disminuyen.

Problemas de sueño personas mayores


PROBLEMAS DE LA FALTA DE SUEÑO EN PERSONAS MAYORES

 

Como dijimos antes, el insomnio es uno de los problemas más comunes en las personas de la tercera edad.

Otro de los trastornos del sueño puede ser el síndrome de las piernas inquietas. Este es un trastorno de tipo neurológico en el que se producen sensaciones extrañas en las extremidades durante el reposo, ya sea sentado o acostado.

Una mala dieta puede ser también síntoma de falta de sueño, comer mal puede influir a la hora de dormir.

Los efectos de la falta de sueño afectan a la capacidad de atención, la recuperación de la memoria y el aprendizaje.

dormir bien personas mayores

 


COMO PREVENIR LA FALTA DE SUEÑO EN LA VEJEZ

Es importante consultar con un especialista a la hora de  tomar algún medicamento para facilitar el sueño. Cada persona es un mundo y responde de manera diferente a los tratamientos.

Existen varias medidas que se pueden adoptar para estimular el sueño:

  1. Tomar un refresco ligero a la hora de ir a la cama es de gran ayuda. Hay personas que la leche tibia les ayuda a conciliar el sueño ya que contiene un aminoácido natural similar a un sedante.
  2. Evitar estimulantes (café, té, chocolate, etc.) 3 o 4 horas antes de irse a la cama.
  3. No tomar siestas durante el día, las siestas nos quitan horas de sueño y el descanso nocturno.
  4. La práctica de ejercicio nos va ayudar a tener el cuerpo más cansando y por lo tanto podremos descansar mejor. El ejercicio debe ser moderado y realizado en las tardes.
  5. Intentar dormirse y levantarse a las mismas horas.
  6. Evitar estimulación excesiva como juegos de videoconsola o películas violentas ante de dormir. Realizar técnicas de relajación para irse a dormir.

 

Desde nuestra Residencia de Ancianos en Sevilla recomendamos a todas esas personas que tengan falta de sueño que utilicen estos consejos para mejorar su forma de dormir. Y si es necesario que acudan a especialistas. Dormir bien hace que suban nuestras defensas, incluso sirven para combatir eficientemente las enfermedades como es el Coronavirus, así que ya sabéis la importancia de un sueño placentero.